"Descarga (gratis) tu Ebook + Audio y aprende a usar el poder de visualizar tus metas y sueños"

Uno de los cambios de mentalidad más importantes que he tenido desde que inicie mi camino como emprendedora, es entender que lo más importante, realmente ¡lo más importante! no es nuestro producto , sino nuestro cliente‍♀️, nuestro cliente ideal.

Muchos cometemos el error de enamorarnos de nuestro producto a tal punto que lo terminamos creando para nosotras mismas y perdemos el foco de nuestra audiencia, para quien verdaderamente estamos creando nuestro productos y servicios, y quien finalmente querremos que nos  compre.

Una de las claves más importantes del éxito de nuestro emprendimiento es lograr identificar con claridad a quien nos queremos dirigir con cada uno de nuestros mensajes, escribir para el, crear para el, responder con nuestro producto a sus necesidades, a sus deseos, a sus preocupaciones.

Podemos gastar horas y horas creando un producto genial para nosotros pero ¿realmente este producto está dando valor a otras personas? ¿Les está permitiendo satisfacer algunas de sus necesidades, les está permitiendo sentirse más felices, transformarse de alguna manera, les está brindando experiencias positivas?

El mundo está cambiando tan rápidamente que los productos también lo deben hacer, es por ello que lo más importante no es el producto en sí, lo más importante es que logremos conocer tanto a la audiencia, a la persona  a la que quieres llegar, que logres crear una verdadera conexión entre tu marca y ella.

Cierra tus ojos e imagina  a esa persona comprando tu producto/servicio, ¿cómo es? ¿Qué edad tiene? ¿es hombre? ¿es mujer? ¿Tiene hijos? ¿Qué hace, a que se dedica? ¿Qué le preocupa? ¿Cuáles son sus problemas? ¿Cuáles son sueños, sus deseos? ¿Qué le hace feliz? ¿Qué le hace sentir triste?

Esta semana te invito a descubrir, conocer, ayudar, servir y amar tanto a tu cliente, a través de los productos que estás creando, que sientas que te estás enamorando otra vez

“Enamórate de tu cliente no de tu producto” Tony Robbins .